Un básico en decoración: La regla 60-30-10

La regla 60-30-10, un básico en decoración para combinar estancias

Como en casi todo lo que es bello y armonioso, la proporción ideal también existe en el arte de decorar. En este caso, se le conoce como regla 60-30-10, una fórmula creada para establecer la presencia de colores combinables entre sí y que darán vida y personalidad a nuestras diferentes estancias con acierto. El concepto es muy sencillo, cada uno de estos números representa un porcentaje de color de tres tonos que, aproximadamente, deberían aparecer en cada habitación de tu casa. Si buscas algunas ideas para mezclar tonalidades imposibles, en Ibele Home te explicamos qué necesitas saber para aplicar en tu hogar la famosa regla 60-30-10.

La simetría también es importante en decoración. Básate en la regla 60-30-10 para escoger los tonos que llenarán de vida y personalidad tus habitaciones

Si no quieres quedarte corto y pecar de soso y aburrido o, por el contrario, prefieres no pasarte introduciendo colores sin ton ni son, apúntate estos tres números y descubre cómo aplicarlos correctamente.

El 60%, la tonalidad que debe dominar el espacio en su justa medida

Su característica principal es que es capaz de atraer todas las miradas con un simple vistazo. El 60% de esta regla maestra, también conocido como color dominante, suele invadir más de la mitad del espacio, por lo que normalmente coincide con el pigmento protagonista en tus paredes y suelos. Sin embargo, puedes usar este tono en todos los elementos que quieras siempre que llegue a llenar más de la mitad de la estancia. A la hora de decidirte por uno u otro color, no hay reglas escritas, pero te recomendamos que cuanto más neutro mejor. Así matas dos pájaros de un tiro: Las combinaciones serán infinitas y ganarás luminosidad.Regla 60-30-10: Combinaciones de color en salas de estar

Arriesgar con tonalidades fuertes y agresivas está bien para una temporada, pero corres el riesgo de aburrirte pronto. Si te decides por esta opción, asegúrate de combinarlas con tonos neutros para contrarrestar una posible saturación cromática.

El 30%, el contrapunto perfecto a tu tono principal

Para equilibrar un poco la fuerza del color predominante, las normas decorativas recomiendan emplear un tono completamente diferente sobre el que recaiga aproximadamente el 30% del peso colorimétrico de la estancia. En este caso, el color escogido suele despertar interés sobre el conjunto y, como regla general, aparece normalmente en el mobiliario de la sala, aunque puede quedar reforzado en elementos textiles como alfombras, mantas o cortinas en el caso de que la habitación quede un poco vacía de color. Asegúrate de seleccionar un color que te encante, será el que más llame la atención dentro del conjunto.

Regla 60-30-10: Combinaciones de color en baños

A la hora de elegir tu tono “30%”, tienes dos opciones bien definidas: Si el color predominante es fuerte y con personalidad, rellena el espacio con blancos, cremas o colores pastel y si, por ende, te decides a emplear un tono neutro para tu 60%, entonces atrévete con colores fuertes y poco vistos, como amarillos, verdes o violetas.

El 10%, el acento que necesitas para definir tu estilo

Por último, pero no por ello menos importante, esta regla la cierra el denominado color acento. El toque maestro, el broche de oro, llámalo como quieras, pero el tercer tono en cuestión marcará por completo el estilo de tu estancia. Presente solo en los pequeños detalles -cojines, figuras, marcos, jarrones o alfombras-, puedes combinar varios tonos de una misma gama para generar dinamismo y ampliar la personalidad de tus salas. Dado que se emplea a modo de complemento, puedes ir variando estas pinceladas de color de acuerdo a las tendencias de cada temporada sin gastar un dineral.

Por ejemplo, si el naranja butano se erige como el tono de moda en los próximos meses, puedes seleccionar varias fundas de cojín, flores, velas o lámparas de este color. Si, por el contrario, te apetece combinar tu cocina con un tono fuera de lo común, emplea alfombras o lámparas en un rojo escarlata para darle vida.

Si necesitas algo de ayuda con la regla 60-30-10, la tecnología es tu aliada

Si tienes un hogar entero que colorear o simplemente estás pensando en redecorar algunas habitaciones y no tienes del todo claro cómo combinarlas, el mundo virtual te puede ayudar a ver cómo quedarían tus ideas sin necesidad de invertir un solo euro. Existen aplicaciones móviles como Titanlux Decora, Paint My WallBruguer Visualizer que te permiten tomar fotos los espacios que quieres decorar y ver cómo quedarían con distintos tonos, algo que facilita enormemente la ardua tarea de escoger los colores adecuados sin morir en el intento.


Y para ti, ¿qué tres tonos debería vestir tu estancia perfecta? ¿Cómo mezclarías colores siguiendo la regla 60-30-10?

Deja un comentario